Ejercicio durante el embarazo

Ejercicio embarazo
Ejercicio durante el embarazo

Son bien conocidos los efectos beneficiosos que el ejercicio físico tiene sobre la salud  en general, aunque no se cuenta con la misma información cuando se refiere a un  proceso de tan notable importancia como el embarazo.

La situación de embarazo posiblemente sea la que mayor cantidad y calidad de  modificaciones de diversa índole provoca en el ser humano; estos cambios cobran una  superlativa importancia debido a que de su normal desarrollo no sólo depende el  bienestar de la gestante, sino también el armónico curso del embarazo y, algo aún más trascendental, la salud fetal.

A pesar de no haber una palpable unanimidad en cuanto al beneficio en los resultados materno­fetales que el ejercicio físico podría ocasionar en el desarrollo de la gestación, sí podemos asegurar, con base en los estudios consultados, que de ninguna manera estos resultados se ven amenazados por la práctica de ejercicio físico de carácter moderado y  sí, en algunos casos, se ven mejorados.

Actividades Recomendadas

mujer embarazada corriendo

CAMINAR: Nos podemos arriesgar a decir que es “la reina” de las actividades, salvo  contraindicación de tipo obstétrico, creemos que no sólo todas las gestantes pueden  caminar durante su embarazo sino que deben caminar.

PROGRAMAS DE ACTIVIDAD FÍSICA CONDUCIDOS: Incluimos en este apartado  todas aquellas actividades físicas programadas y conducidas por un profesional  (gimnasia, biodanza, pilates, etc.) que se presentan a la mujer gestante mediante una oferta estructurada y con los márgenes de seguridad adecuados (personal de apoyo, materiales, instalaciones, etc.).

ACTIVIDADES ACUÁTICAS: En este caso nos encontramos con la que quizás sea la  actividad más recomendada para la mujer embarazada por la mayoría de los profesionales de diversos ámbitos, que inclusive la misma gestante entiende como una  de las posibilidades más saludables: la práctica de actividades acuáticas comúnmente  entendida como “natación”.

BICICLETA: ¿Por qué hablamos de bicicleta y no de ciclismo? Simplemente por el  interés de eliminar el aspecto de rendimiento competitivo; nos referimos con ello a que  el embarazo no es el período más apropiado para llevar a cabo actividades de  entrenamiento de ciclismo con vistas a una mejora del rendimiento máximo.